12 May 2021

Realizamos webinarios y ganamos dinero

No todos los especialistas de marketing utilizan los webinarios para vender y promover los productos, según las estadísticas, menos de la mitad. Pero no es porque este tipo de evento sea ineficaz. El caso es que organizar un webinario no es tan fácil como, por ejemplo, lanzar publicidad de targeting o publicar un banner. Además, no todo el mundo comprende completamente cómo funciona este método de venta.

Leer más tarde o compartir con amigos

Esto es lo que te vamos a explicar en el artículo. Vamos a demostrarte que merece la pena invertir en los webinarios, y también vamos compartir nuestras estadísticas y conocimientos sobre cómo preparar y ofrecer un webinario estupendo.

Qué webinarios hay

El webinario es un evento web que se realiza online a través de audio y vídeo. Por lo general, los webinarios se realizan online. Este es su truco: existe la posibilidad de interacción con el público. Sin embargo, los webinarios a menudo se ven en grabación.

También está el auto-webinario. Se trata de un webinario automatizado, su emulación que está disponible para el usuario en un momento conveniente para él y no requiere la presencia online del presentador y los organizadores. 

Los webinarios automáticos se graban con anticipación, y se crean mediante unos servicios especiales. Tú organizas un webinario solo una vez, y luego este trabaja para ti. Además, es posible que los espectadores ni siquiera comprendan que no están viendo una presentación en vivo, ya que ellos, como en transmisiones en vivo, se comunican en los chats y hacen preguntas. En general, un webinario automático es un webinario que está en piloto automático. 

Hay webinarios abiertos y cerrados. En el primer caso, cualquier usuario puede registrarse y participar. En el segundo, los webinarios están disponibles por invitación (a veces por una tarifa adicional).

Hay docenas de formatos de webinarios. Vamos a enumerar algunos de ellos.

  • Presentación del producto que vende el webinario. A menudo va en formato de instrucciones de uso, paso a paso. Si se trata, por ejemplo, de un software o de un servicio online, funcionan bien las transmisiones con toma de pantalla, es decir, el presentador demuestra online cómo funciona todo.

    Con esta opción, es importante ganarse la confianza del público, mostrar la experiencia del presentador y mostrar el valor del producto dando ejemplos de casos o resultados de uso.
  • Webinarios educativos. Por ejemplo, son los webinarios de formación para empleados dentro de la empresa, o cursos para un público más amplio. Una vez más, pueden ser las instrucciones sobre el uso de algún software. Puede ser en forma de seminario, una conferencia o una serie de conferencias (curso de webinarios online).

    No te olvides de los temas educativos más básicos y aparentemente obvios. Por ejemplo, las personas están ansiosas por ver webinarios sobre cómo configurar servicios simples como MailChimp, o una guía para iniciarse en una profesión digital.
  • Webinario de preguntas frecuentes, durante el cual el presentador responde a las preguntas del público. Es un buen formato para recopilar comentarios de los usuarios.
  • Conferencia o discusión con varios ponentes. Podría ser un webinario de colaboración de varias marcas.

Cómo organizar y realizar un webinario

  • Elige el formato y el tema de tu webinario. Por supuesto, el tema debe ser relevante para el producto que estás vendiendo, pero no necesariamente de forma directa. A encontrar ideas modernas ayudarán los servicios Wordstat y Google Trends, comentarios en foros y artículos sobre tu tema. Analiza qué preguntas tiene el público y qué le interesa a la gente.

    Ejemplo. Vendes queso. Hay muchas opciones para los temas del webinario: cómo combinar quesos entre sí y con otros productos, cómo se hacen los quesos, qué quesos pueden comer los que están perdiendo peso, qué clases raras de quesos hay… Y también puedes hacer una clase magistral de cocina online. Google Trends te ayudará a conocer qué recetas con queso le interesan a la gente:

  • Reúne un equipo. Puedes organizar el webinario tú mismo o invitar a un presentador especializado.

    Ekaterina Vasina, la jefa de contenido de vídeo en Admitad Academy, comparte su experiencia: “Si queremos organizar un webinario sobre un tema específico, tenemos que buscar un experto en este ámbito. Puedes comenzar tu búsqueda por YouTube. Vemos el vídeo sobre este tema e inmediatamente entendemos cuánto el presentador del vídeo entiende del tema, si se mantiene bien en el marco, y si sabe trabajar con el público. También se puede leer artículos sobre el tema del futuro webinario y buscar al autor de estos artículos. Es más complicado porque no es un hecho que la persona que escribe los artículos quiera ser tu presentador.

    La segunda opción es cuando conocemos a un buen presentador que conoce diferentes temas, y trabaja muy bien con el público. Aquí ya tenemos que ajustar la temática del webinario al ponente. Para que le interese trabajar con nosotros y para que el contenido sea de utilidad para el público”.

    Además del ponente, en los webinarios hay un presentador que introducirá al ponente, anunciará el tema, moderará la conversación, hará preguntas, tanto las propias como las de los participantes del webinario. También necesitarás un técnico para configurar el sonido y la transmisión, iniciar la presentación y estar disponible si algo va mal.
La presentadora (a la izquierda) le hace una pregunta al ponente
  • Elige una plataforma para tu webinario.Presta atención al límite en el número de participantes y en el tiempo de transmisión. Por ejemplo, en la versión gratuita de Zoom solo se puede realizar eventos de 40 minutos con un máximo de 100 participantes. Comprueba si la plataforma proporciona las funciones que puedes necesitar: chatear con los participantes, compartir la pantalla, mostrar la presentación o grabar el webinario.

    Algunos organizan webinarios a través de servicios de videollamadas como Google Meet, otros a través de YouTube Live. Algunos no se miden para gastar dinero en plataformas sofisticadas que brindan funciones adicionales, como servicios de análisis integrados. Busca en Google «rewiev de los sitios para los webinarios» y elige el servicio que te guste.

    Ten en cuenta primeramente a los usuarios de PC. Según las estadísticas, el 93% de las personas ven transmisiones online desde su ordenador. 
  • Determina la fecha y la hora del webinario. Si vendes servicios del segmento B2C, es mejor programar el webinario por la noche, los días laborables o en medio de la jornada laboral, cuando las personas ya han tenido tiempo para trabajar duro pero aún no han abandonado su lugar de trabajo. Según las estadísticas, los webinarios se realizan con mayor frecuencia los jueves y miércoles.

    Por cierto, si el webinario va a ser visto en diferentes zonas horarias, te servirán de ayuda los auto-webinarios.
  • Piensa en el programa de los webinarios, acuérdate de recopilar información y escribir un plan. Prepara o solicítale al ponente la presentación con anticipación. Idealmente, debería haber una diapositiva para cada idea. No debe haber mucho texto, el enfoque debe estar en las ilustraciones y los gráficos.

    Ekaterina Vasina dice: “Los ponentes novatos a menudo intentan agregar la máxima cantidad de contenido a una diapositiva. Resulta una hoja de texto que, por supuesto, nadie quiere leer. Es incluso peor, si durante el webinario el ponente lee el texto de la diapositiva y no le añade ningún comentario».
Un buen ejemplo de una diapositiva de la presentación del ponente
  • Abre el registro y comienza a promocionar tu webinario. Hazlo con dos semanas de antelación para que la gente pueda agendar este tiempo para el evento.

    Para promocionar tu webinario, usa páginas de aterrizaje (puedes usarlas a través de publicidad contextual o de targeting), anuncios en las redes sociales o envíos de correo electrónico.

    Alexandra Yashina, la gestora de marketing de Admitad Academy, dice: “Si el objetivo es atraer una público nuevo, yo recomendaría lanzar publicidad de targeting en las redes sociales. Muestra anuncios a los usuarios que parecen clientes ,que realizan determinadas acciones (compras, registros) en tu sitio web. Te ayudará Facebook Pixel.

    Intenta atraer a los que muestren interés por el tema del webinario, o por la formación en general. Es posible que no se conviertan en compradores, pero se sumarán a la cantidad de suscriptores en las redes sociales, interactuarán con tus publicaciones (pondrán «me gusta», comentarán, lo compartirán con los amigos). Esto también es útil para la promoción.


    En la Academia, a menudo aprovechamos la oportunidad para publicar información sobre un evento en sitios, en los que están dispuestos a compartirla de forma gratuita: calendarios de eventos en medios especializados, canales de Telegram sobre los webinarios y cursos gratuitos, y grupos de Facebook con un calendario de eventos online sobre el tema. Los propietarios de estos espacios estarán encantados si les proporcionas material para la publicación».

    Prepara un anuncio para el webinario para que las personas sepan quién debería ver la transmisión y por qué. Intriga, sugiere preguntas para debatir, describe cómo los participantes se beneficiarán de ver el webinario.

    Lo que se refiere al envío de correo electrónico. Se puede crear una cadena. Primero, un correo electrónico de bienvenida después de que la persona se haya registrado para el webinario. Luego, una carta con el recordatorio sobre el webinario y el enlace a la transmisión. Y finalmente, un mensaje posterior de agradecimiento, un enlace a la grabación, una llamada para compartir sus impresiones, o un anuncio de los próximos eventos. 
  • Organiza un webinario de prueba sin público. Explica al ponente cómo funciona todo, revisa los equipos, y repasa los temas principales.

    Si el ponente está transmitiendo desde casa, proporciónale instrucciones. Es mejor sentarse sobre un fondo sólido y neutro, frente a una fuente de luz. Se recomienda utilizar un micrófono externo e Internet por cable, y cerrar todos los programas paralelos.

    Si estás grabando un webinario en un estudio con una clave cromática, pídele al ponente que no se ponga ropa verde.

Cómo vender y promocionar productos con los webinarios

La forma obvia de monetizar un webinario es cobrar a los usuarios una tarifa por participar. Pero no es fácil. Para poder hacerlo, debes tener un experto con autoridad, un tema muy demandado y un público leal y solvente. Ten en cuenta que las personas serán más críticas con el contenido por el que pagaron. 

Una opción más asequible y común son los webinarios gratuitos. Te recordamos que no debe prevalecer el componente de venta, sino la información valiosa que ayudará a las personas a resolver sus preocupaciones. Como en el ejemplo que te dimos con el queso. 

Los webinarios gratuitos se realizan no solo con el objetivo de vender, sino también para aumentar el conocimiento de la marca, fortalecer la lealtad del público y crear una comunidad.

Según las estadísticas, el 60% de los webinarios no están dirigidos a las ventas, sino a ganarse la confianza de las personas.

Algunas recomendaciones para webinarios de promoción.

  • Realiza webinarios de muestra, deja que las personas sientan el «sabor» del producto. Por ejemplo, si vendes un curso online con varias lecciones en vídeo, organiza un webinario con la primera lección del curso gratuita. Ahí mismo, responde a las preguntas de los usuarios sobre cómo se realiza la capacitación y qué recibirán. 
  • Otra opción para «atraer» a la gente a un webinario, es darles algo valioso. Y no solo el contenido. Anuncia que al final del webinario, los participantes recibirán un código promocional para comprar o usar el producto.
  • Prepara una cadena de correos electrónicos posteriores al webinario. Envía la grabación del vídeo tanto a los que participaron en la transmisión como a los que la perdieron. De esa forma, la gente conservará tus contactos. En el correo invita a las personas a comprar el producto del que se habló en el webinario. Si los usuarios no desean realizar la compra de inmediato, puedes recordárselo con correos con ofertas de descuento.
  • La duración óptima del webinario es de 40 minutos a una hora y media. Si el webinario es más largo, es mejor hacer un breve descanso en medio de la transmisión. Si hay mucho material, es mejor dividir el webinario en varias partes y realizarlo en días diferentes.

    Según las estadísticas, los webinarios de 30 minutos atraen menos visitantes que los de 60 minutos. Anastasia Pronik, la tutora de los cursos en Admitad Academy, comparte las estadísticas de los webinarios de la Academia. En comparación con los webinarios que duran menos de una hora, las transmisiones más largas tienen un 28% más de visitas, el tiempo de reproducción promedio es tres veces más largo y la participación durante la transmisión es el doble.
  • Utiliza el CTA (llamado a la acción: comprar, registrarse, compartir). Una vez más, no directamente. Que no sea “compra nuestro queso ahora mismo”, sino “aprende a cocinar platos deliciosos y saludables con nuestro queso”.
  • Utiliza la narración, es decir, historias sencillas y directas que sean relevantes para el producto. Esto anima tu presentación y te ayuda a vender de forma discreta. Además, a la gente le encantan los ejemplos específicos ,y recuerdan bien las historias.
  • La asistencia promedia a los webinarios es del 40% al 50% de los usuarios registrados. Este es otro argumento a favor de enviar la grabación del webinario a las personas que no pudieron asistir. Una parte verá el webinario más tarde.
  • Al principio del webinario, explica a las personas por qué deberían ver la transmisión. Habla sobre ti (o sobre el ponente), todo lo que es necesario que conozcan, para fortalecer tu autoridad a los ojos de las personas, para demostrar que merece la pena prestar atención. Luego, habla brevemente sobre lo que habrá en el webinario. Explica qué problema la transmisión ayudará a resolver. Anuncia las preguntas frecuentes para que las personas sepan que tienen la oportunidad de preguntar sobre sus dudas.  
  • No hables demasiado rápido, haz pausas, comunícate con tu público. Pide a la gente que escriba algo y haz preguntas. Llama a los participantes por su nombre cuando les respondas o leas los comentarios. 
  • Las estadísticas muestran que la mayor cantidad de registros ocurre para los webinarios de los martes. Luego van el miércoles y el jueves. Esto se refiere a la cuestión de cuándo enviar las invitaciones al webinario. Definitivamente no merece la pena enviar correos los fines de semana, porque las personas a menudo ignoran estos correos.

    Los expertos recomiendan enviar las invitaciones para registrarse en el webinario de 8 de la mañana a 12 del mediodía.

Los webinarios son una excelente manera de monetizar el conocimiento, vender o compartir un producto y ganar la confianza de los usuarios. Por supuesto, tendrás que trabajar duro para organizar una transmisión de alta calidad. Pero nosotros creemos en ti.

Leer más tarde o compartir con amigos

0 комментариев

Написать комментарий